Taller: Encuentro con Árboles

El hombre no está disociado de los otros reinos.

Por eso puede contactar con ellos, especialmente con el reino vegetal y recibir de los seres vivos más grandes y antiguos, los que más experiencia de Vida han acumulado, múltiples aprendizajes y también trabajar con su energía.

La esencia de cada árbol es diferente y nos aporta algo diferente: El olivo, símbolo de paz, que en la tradición islámica representa al hombre universal y nos aporta calma y serenidad; el sauce llorón nos ayuda a trabajar con el inconsciente y los sueños; el castaño es vigorizante, el ciprés nos ayuda en el crecimiento espiritual; la madre haya su serenidad y confianza; el roble nos da su fuerza y nos aconseja…

En él podemos disfrutar de la experiencia de vivir sus energías, recargarnos con su potencia, salir de nuestros atascos, sanar nuestras emociones, disfrutar con su belleza, abrirnos a la espiritualidad que nos aportan muchos de ellos…

Camino de árbolesEl Taller de Encuentro con los Árboles es un sistema de trabajo educativo y terapéutico con el soporte de los árboles y lo energético, que aúna diferentes conocimientos y experiencias, de la botánica y etnobotánica a la simbología y la energética. Es un taller en la naturaleza, vivencial, en el que un grupo reducido aprende, se divierte, investiga y practica.

El Taller puede ser vivido a diferentes niveles, en función de los destinatarios del mismo en cada ocasión, así puede unas veces ser un recorrido por la naturaleza con el conocimiento sobre algunas especies de árboles a nivel botánico, etnobotánico y simbólico; puede ser lo anterior más el conocimiento sobre el funcionamiento energético del vegetal y del ser humano así como de su interrelación; por último puede ser para algunos participantes una oportunidad de hacer uso del aspecto terapéutico del diseño de trabajo. En esta ocasión se trata básicamente de una actividad divulgativa de una forma de trabajo educativo en la naturaleza.

El Taller es una experiencia única pues cada vez es diferente, en función del lugar, la estación y los participantes pues cada uno es único, cada grupo es único, cada momento es único.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

El objetivo del Taller es posibilitar un encuentro con los árboles. El resultado, repetido una y otra vez en nuestra experiencia, es que los participantes pueden vivenciar esta relación en una esfera diferente de la habitual y tener una verdadera comprensión de la importancia de nuestra relación con el reino vegetal, de forma que no es posible después de la experiencia del Taller seguir viendo a los árboles como meros objetos del mobiliario urbano.

METODOLOGIA Y ACTIVIDADES DEL TALLER

Realizaremos un recorrido a través de diferentes espacios deteniéndonos en una serie de árboles para exponer sus características botánicas y sus usos medicinales, tradicionales, alimentarios, simbólicos, mágicos… en diferentes culturas a través de la historia.

Taller de árbolesPrestaremos atención el funcionamiento biológico de las plantas, igualmente introduciremos algunos conocimientos sobre el funcionamiento energético de los árboles y del ser humano. De este modo entraremos en el conocimiento del modo de funcionamiento de la interrelación entre el hombre y el árbol.

Realizaremos también algunas prácticas de contacto con los árboles de forma que exista una experiencia socio-afectiva de lo expuesto y así la integración de lo planteado sea más eficaz.

A través de diversos juegos y dinámicas grupales se facilitará la cohesión e interacción del grupo así como que la actividad sea divertida y significativa para cada participante.

Los participantes podrán expresar mediante escritos o dibujos sus experiencias. Esta expresión de experiencias es especialmente importante para nosotros.

¿POR QUÉ UN TALLER DE ENCUENTRO CON ÁRBOLES?
¿Y POR QUÉ LOS ÁRBOLES?

La mente es como un paracaídas, solo funciona si se abre.
Albert Einstein

Porque los árboles están vivos, sienten, se comunican entre ellos, porque nosotros podemos comunicarnos con ellos, porque reaccionan emocionalmente, porque tienen un papel fundamental en la vida y una estructura energética muy similar a la nuestra.

A pesar de carecer de sistema nervioso, las plantas tienen una gran capacidad sensitiva, como demostró el científico Steve Backster, con sus experimentos iniciados en Nueva York en 1966, y que se prolongaron durante treinta años, implicando a muchos otros científicos en diferentes lugares del planeta.

trees1

Como consecuencia de sus experimentos se descubrió lo que se conoce como “efecto Backster”, la demostración constatada, reiterada en muy diferentes ambientes controlados, de que las plantas establecen reacciones físicas y emocionales ante otras plantas, y ante el ser humano; es decir, que las plantas reaccionan a nuestras acciones, palabras e intenciones. Lo que posteriormente demostró Masaru Emoto en relación a las moléculas del agua. Los experimentos de Backster, y los de otros investigadores, se encuentran recogidos en el libro “La vida secreta de las plantas” (Tompkins y Bird, 1973).

El Reino Vegetal, cumple un papel esencial en la Vida. La Tierra es un ser vivo –como demostraron las investigaciones de James Lovelock (meteorólogo y ambientalista de la Universidad de Harvard) y otros- y el Reino vegetal es su piel.

Taller de árbolesPara el ser humano la piel es el mayor de nuestros órganos, el que nos ayuda a saber que de ahí hacia dentro soy yo y de ahí hacia afuera no soy yo. Nuestro órgano de comunicación con el exterior, por eso el estado de nuestra piel nos habla sobre nuestras relaciones emocionales con el mundo.

Los organismos clorofílicos son los únicos que no se alimentan de otros organismos. Captan la energía solar y están totalmente unidos, por sus raíces, al núcleo de la Tierra, siendo esenciales para facilitar la interconexión entre la Tierra y el Sol, ese Sol adorado como centro del universo por múltiples culturas de oriente y occidente, especialmente las civilizaciones mesoamericanas (incas y mayas principalmente).

Es interesante recordar los estudios neurológicos de Oleg Shumilov sobre la relación entre el Sol y nuestra glándula pineal, tan importante para captar lo que está más allá de nuestros cinco sentidos habituales.

Así podemos ver cómo el vegetal facilita los intercambios y las comunicaciones. Cuando decimos que todo está conectado, es cierto, tan cierto como afirmaron los responsables de los observatorios astronómicos franceses en 2008 al comunicar el descubrimiento de un nuevo elemento –“materia negra”- cuyos filamentos, de años luz de longitud, al parecer, podrían conectar los planetas entre sí. Sabemos hace muchos años que esa materia, ahora reconocida por el mundo científico pragmático, funciona en relación a los tallos de las plantas y, especialmente, los troncos de los árboles.

Si bien el vegetal facilita las comunicaciones e interconexiones del todo, también tienen un papel de depuración a nivel del planeta. Como sabemos, se nutre de gas carbónico y nos reenvía oxígeno; pero también se nutren de vibraciones negativas y nos las reenvían en positivo, siendo el más potente armonizador de la Vida y, por supuesto, de nuestras emociones.

Hildegarda de Bingen

En el año 1100 Hildegarda de Binguen, una extraordinaria mujer medieval, visionaria, terapeuta holística y gran humanista, consideraba a la persona en su unidad: física, psíquica y espiritual. Sabía que los pensamientos y sentimientos mal integrados pueden enfermar y que la naturaleza (plantas, animales, minerales) y la música eran su instrumental terapéutico.

Para nosotros, los árboles, el vegetal más parecido en su funcionamiento físico, emocional y energético, al ser humano, es –desde hace muchos años- nuestro instrumento terapéutico y de aprendizaje. A eso los estamos invitando.